Vacaciones en Costa Brava 

Situada en la zona costera de Girona en el norte de Cataluña, la Costa Brava empieza en Blanes y acaba Portbou, cerca de la frontera francesa.

Viajar a la Costa Brava es sumergirte en paisajes de ensueño, pueblos pescadores llenos de encanto, playas de aguas transparentes, calas escondidas rodeadas de acantilados con mucha vegetación. A lo largo de sus 214 kilómetros de costa podréis visitar enclaves naturales como el Parque Natural de Cap de Creus, el Parque Natural de els Aiguamolls de l’Empordà o el Parque Natural de el Montgrí.

Costa Brava en vídeo

First slide

Qué hacer en Costa Brava 

La Costa Brava es un destino ideal para pasar unas vacaciones en plena naturaleza mediterránea. Una de las mejores formas de conocer la Costa Brava es hacer una ruta por todo el litoral.

Dos pueblos mediterráneos con mucho encanto que debéis visitar en una escapada a Costa Brava son Tossa del Mar y Cadaqués, el que fue el hogar del artista Salvador Dalí. Perderse por  las callejuelas del casco antiguo de Tossa del Mar y contemplar su muralla medieval es una de las cosas que hacer en Costa Brava.

Lloret de Mar o la localidad de Blanes son una opción ideal para los que buscan disfrutar de un ambiente nocturno animado en los que son muy famosas las fiestas patronales.

Para los que buscan pasar unas vacaciones de lujo en la Costa Brava Empuriabrava es una perfecta elección.

La Costa Brava es un destino ideal para los que viajan en familia, localidades como Roses y Platja d’Aro ofrecen parques naturales, servicios y actividades totalmente enfocadas al turismo familiar.

Otro pueblo que vale la pena visitar es L’escala. Este precioso pueblo pescador alberga en su interior ruinas griegas y románicas y un encantador pueblo llamado St. Marti de Empuries.