First slide

Los mejores restaurantes de Málaga

Para empezar el día con un buen desayuno en cualquier bar de la ciudad te servirán un mollete de lomo en manteca “colorá”. 

Y como no, el “pescaíto frito” otro de los platos clásicos de Málaga. Salmonetes, chopitos y boquerones son los que tienen más éxito. Si los quieres probar todos pide una fritura malagueña.

El caldo de pintarroja, picante y perfecto como tapa o para reponer fuerzas después de disfrutar la vida nocturna de Málaga. 


Prueba uno de los famosos camperos en alguna bocatería tradicional malagueña. Un bollo crujiente de pan redondo que puedes pedir relleno con múltiples ingredientes como atún, pollo o cualquier otro ingrediente que te apetezca.

Los espetos de sardinas son lo más característico del lugar. Recomendamos que des una vuelta por el barrio de Pedregalejo donde están los pescadores asando los espetos en la mayoría de  chiringuitos de playa.

La porra antequerana originaria del pueblo de Antequera, es muy parecida al salmorejo cordobés. Típico del mismo pueblo es también el bienmesabe, un dulce tradicional que sabe como su nombre indica a gloria.

Un plato típico de los Montes de Málaga es el plato de los montes, ideal de un duro día recorriendo la ciudad. 

Uno de los lugares más tradicionales de la gastronomía malagueña es El Pimpi, un lugar que derrocha alegría y conquista a todo el que lo visita. Un local que se ha mantenido igual durante los últimos 60 años en el que podrás degustar sus típicas y generosas tapas y raciones.