First slide

Los mejores restaurantes de Castelldefels

La gastronomía de Marbella está centrada sobre todo en los productos de mar como pescados y mariscos. El buen clima hace que sean más habituales, especialmente durante los días calurosos, los platos ligeros y las cremas frías como el popular gazpacho. La sopa campera, una mezcla de productos de la huerta y el mar, es habitual en invierno. Su comida cuenta también con complementos ideales como el jamón serrano o el aceite de oliva.

Las tradicionales tapas son uno de los imperdibles de una visita a Marbella. Podemos encontrar también todo tipo de restaurante con todo tipo de menús, desde comida china, japonesa o argentina. 


Uno de los mejores lugares de Marbella para degustar sus platos típicos son los chiringuitos que se encuentran frente al mar y son especialmente agradables en verano. Entre los platos más característicos que no debemos perdernos se encuentra el ajoblanco, salmorejo, el gazpacho y las sopas o embutidos. El jamón serrano es una de las delicias de la zona.

A pesar de que en Marbella destaca la comida de mar, también cuenta con buenas carnes como el rabo de toro, típico de la gastronomía andaluza, que se sirve generalmente acompañado por una deliciosa salsa preparada con vino tinto.

Otro de los lugares ideales para tapear son los bares del centro histórico. Una de las calles más conocidas es la de San Lázaro, un pequeño callejón que está situado entre la calle Fortaleza y la Plaza de la Victoria donde se encuentran locales como Bar El Estrecho, La Niña del Pisto o el Bar Bartolo. A poca distancia se encuentra la Plaza José Palomo, donde se encuentra la conocida Tasca Antonio & Friends. Este lugar apenas cuenta con una barra, pero su gastronomía es para chuparse los dedos.