First slide

Los mejores restaurantes en Sevilla

En Sevilla es un clásico ir de tapas y, a pesar de que comer en esta ciudad es un poco más caro que en Córdoba o Granada, es un destino barato y su gastronomía es de muy buena calidad.

Una de las cosas que comer en Sevilla son el adobo, las croquetas y el salmorejo sevillano, una receta tradicional que se sirve bien fría para refrescar los días de verano como primer plato, aunque también se sirve como aperitivo o tentempié. No olvides probar los platos más típicos de la zona, como el rabo de toro, un buen pescaíto frito o los huevos a la flamenca, un popular plato andaluz que se sirve en una cazuela de barro y se prepara con huevos, verduras y chorizo. En los platos y tapas no faltan los ibéricos de gran calidad. Todo ello siempre acompañado de una birra bien fría y un buen vino. 

En Sevilla prácticamente cualquier zona es adecuada par reponer fuerzas con una tapa, pero si hay que seleccionar la zona, el barrio de Triana es sin duda el más popular. En Sevilla lo habitual es tapear en los barrios y encontraremos entre sus calles las mejores ofertas gastronómicas.

Uno de los lugares más populares en el barrio de Triana es la Pura Tasca, situada en la calle Numancia, que cuenta entre las especialidades de la casa con arroz meloso de setas y trufa, el foie con chutney de piña ahumada o las piruletas de chorizo. Otro de los bares clásicos del casco antiguo es Donald, debido a su ambiente torero y clientela de toda la vida. Está situado en la calle Canalejas.

Por último, para beber buen vino, una de las bodegas más antiguas de Sevilla y que mejor conservan el sabor de antaño, son las Bodegas Morales situadas en la calle García de Vinuesca.