Vacaciones en Toledo

Toledo es la capital de Castilla-La Mancha. Se trata de una de las ciudades más visitadas de nuestro país, tanto por su belleza, como su cercanía a Madrid, ya que se encuentra a tan solo media hora de distancia de la capital en transporte público.

Viajar a Toledo no defrauda. La urbe se encuentra bañada por el hermoso río Tajo y cuenta con una parte antigua incomparable. Esta localidad cuenta con una historia muy rica, especialmente porque fue la sede de la Corte de Castilla. Toledo también es conocida como “la ciudad de las tres culturas”, porque durante siglos estuvo poblada por judíos, cristianos y musulmanes.

Si no dispones de coche propio para viajar a Toledo, puedes viajar en autobús desde la plaza Elíptica o en tren de alta velocidad desde la estación de Atocha. Esta segunda opción es la ideal, ya que cuenta con muchas frecuencias cualquier día de la semana. 

First slide

Qué hacer en Toledo

Cuando llegues a Toledo en tren de alta velocidad, encontrarás a la salida de la estación un camino que te conducirá al río Tajo. Recorrer el río es una de las actividades estrella que hacer en Toledo. Se trata de un paseo muy agradable a lo largo de una travesía de alrededor de 15 kilómetros, donde encontraremos imagenes tan bellas que son dignas de una postal.

Otro recorrido interesante, y no muy frecuentado por turistas, es recorrer sus cobertizos. Los cobertizos son los pequeños pasadizos y túneles que se encuentran a lo largo de la localidad y le dan un toque tan singular.

Cuando atardece, la actividad estrella en Toledo es ir a la ermita del Valle, un lugar muy acogedor que cuenta con un mirador. Desde aquí contemplaremos una de las mejores vistas, sobre todo cuando ya ha caído el sol. Contemplar la ciudad iluminada desde aquí es espectacular.