Vacaciones en Hungría

Este pequeño país está situado en el corazón del continente europeo y cuenta con un paisaje de lo más diverso. Si viajamos a Hungría encontraremos montañas, lagos, ríos, pequeños pueblos, monumentos y, sobre todo, mucha naturaleza.

Su capital, Budapest, es el lugar más visitado. La ciudad está dividida en dos partes: Buda y Pest, ubicadas a uno y otro lado del majestuoso río Danubio. Ambas zonas vivieron de forma paralela y no se unificaron hasta 1873. Buda a día de hoy es la antigua sede real y una zona residencial muy elegante, mientras que Pest es el centro económico y comercial.

La mejor forma de llegar a Hungría es en avión al aeropuerto Budapest Ferenc Liszt International o el aeropuerto Debrecen situado en la ciudad del mismo nombre, la segunda más grande del país. Se puede llegar a Hungría también fácilmente en tren, ya que su vía ferroviaria está conectada con buena parte de Europa.

Hungría en vídeo

First slide

Qué hacer en Hungría

Hungría cuenta con una larga historia. Os recomendamos perderos por las calles para disfrutar de sus rica belleza arquitectónica, que cuenta con algunos edificios de la época barroca, neoclásica o modernista. Si por algo es conocida Hungría es además por sus baños termales. Son un lugar turístico, pero también frecuentado por los húngaros para remediar sus dolores musculares.

El país cuenta con varias localizaciones que son Patrimonio de la Humanidad, como el pueblo medieval de Hollóko, las cuevas de Karst o la región viníola de Tokaj. Otros de estos lugares se encuentran en la ciudad de Budapest, como la Plaza de los Héroes, el Castillo de Buda u 80 de los 200 manantiales geotérmicos.

Si visitáis Hungría, no olvidéis degustar el plato más tradicional, el goulash, un delicioso estofado de carne tradicional y uno de los guisos más antiguos del imperio austrohúngaro. Si os gustan los dulces, no dudéis probar también el kürtöskalács, su pastel más típico