Vacaciones en Luxemburgo

Luxemburgo es un pequeño país rodeado por Alemania, Francia y Bélgica al que merece la pena dedicar unos días.

El caso histórico de Luxemburgo se divide en dos: Villa Haute y Ville Basse. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad y mantiene bien conservadas un conjunto de fortificaciones y murallas único. A pesar de sus desniveles es una ciudad ideal para recorrerla a pie, perderse por sus callejuelas color pastel, escaleras y rampas y contemplar sus edificios con tejados de pizarra que parecen sacados de un cuento.  La Gran Rue es la calle principal, en la que encontrarás el Palacio Ducal de Luxemburgo, el mercadillo  la Place d’Armes  o el Marché aux Poissons, zona donde podrás disfrutar de la gastronomía local en sus restaurantes y tabernas. 

Luxemburgo en vídeo

First slide

Qué hacer en Luxemburgo

Si por algo destaca Madrid es por su oferta cultural y de ocio, que te puede mantener ocupado desde primera hora de la mañana hasta bien entrada la madrugada. Desayunar en algún lugar con historia puede ser la alternativa más temprana, y una velada flamenca, la más noctámbula. Pero, entre ambas, se abre todo un mundo de posibilidades. Tantas que, si estás de paso, tendrás que pensar en quedarte más tiempo… o regresar.  Madrid es una de las ciudades más activas en cuanto a la realización de eventos de todo tipo, como ferias, congresos o convenciones.

También se trata de una ciudad ideal para realizar tus compras, ya sea en los negocios de primer nivel de la Gran Vía, como para conseguir elementos autóctonos y tradicionales en pequeñas tiendas ubicadas en cada rincón de Madrid.

Madrid es una ciudad fantástica por donde la mires. Te ofrece alternativas para pasar unos días espectaculares, sean cual sean tus gustos.  Así que viajar a Madrid es una buena opción para cualquier tipo de turista.