Vacaciones en Bristol

Bristol es una ciudad portuaria situada al sudoeste de Inglaterra y en cuyo puerto desemboca el río Avon. En este mismo río se encuentra el emblema y el orgullo de Bristol, el Puento Colgante, una de las obras del ingeniero Isambard Kingdom Brunel. El puente alcanza los 75 metros de altura y por ello se ha convertido en escena de muchas grabaciones.

Toda la ciudad está impregnada por la presencia de Brunel, puesto que otro de los iconos de Bristol ha sido creación suya, se trata del restaurado SS Great Britain. Este barco es muy peculiar ya que es el primer barco que cuenta con un casco de hierro y que está impulsado por una máquina de vapor.

Bristol en vídeo

First slide

Qué hacer en Bristol

Bristol está muy ligada al mar, ya nació como ciudad portuaria. Una reconstrucción del Matthew, barco que llevó en 1497 a John Cabot a América, está anclado al lado del Great Britain. Otra visita que no debemos dejar de hacer es la del Puerto Flotante donde podemos cenar o tomar una copa sobre los viejos muelles restaurados.

Hay que conocer el Llandoger Trow (en King Street) que sirvió como calco de la taberna de El Catalejo de La Isla del Tesoro. La iglesia de St. Mary Redcliffe es otro de los puntos a visitar durante la estancia en Bristol.

En pleno centro de la Zona Vieja está el Queen Square un parque rodeado de grandiosos edificios entre los que se encuentran algunos de los mejores hoteles. La mayoría de hoteles de Bristol se aglutinan es esta zona así como en Temple Way y Temple Gate entre otras. La zona residencial de casas elegantes con jardines por doquier es Clifton, al noroeste.

Cornwallis o Royal York Crescent son unas de las joyas arquitectónicas que podemos encontrar en el lugar. Otras zonas buenas para buscar hotel en Bristol son Broadmead, Canon's Marsh o Redcliffe.