Vacaciones en Hammamet

La ciudad tunecina Hamamet, ubicado a orillas del mar mediterráneo, es el centro turístico más antiguo del país.  Hammamet es un destino turístico privilegiado, por el azul de sus aguas, sus impresionantes playas y todo ello con perfume a jazmín y azahar.

Aunque carece de grandes monumentos, pasear por su Medina es un lujo. Recorra sus pintorescas callejuelas y disfrute de la amabilidad de su gente. Algunas de las calles más populares de Hammamet son la Avenida Habib Burguiba en cuya plaza está el mercado de abastos y donde se concentra la vida nocturna y la  Avenida de la Republique, en la que encontrará numerosos restaurantes.

Hammamet en vídeo

First slide

Qué hacer en Hammamet

Yasmine Hammamet ha sufrido un importante desarrollo turístico en los últimos años. Debe su nombre al jazmín que crece en todos los rincones de la ciudad, que a pesar de no ser autóctono, es tan abundante que se ha convertido en la flor insignia. En Hammamet podrá disfrutar de sus inmensas playas de arena blanca, practicar deportes acuáticos y dar un bonito paseo por su puerto deportivo, con sus jardines, bares y restaurantes con vistas al mar.

Otras visitas recomendadas de Hamammet son; Ain er-Rahma, donde se localizan las ruinas de la antigua colonia romana de Pheradi Majus, el  Centro Cultural Internacional, donde en verano tiene lugar el Festival Internacional de Hammamet y Dar Hammamet, una construcción típica tunecina en la que se puede contemplar una hermosa colección de vestidos típicos de Túnez.

Localizada en el corazón de la medina se encuentra la Gran Mezquita, la cual merece la pena contemplar desde el exterior. Otra mezquita que ver en Hammamet es la Mezquita de Sidi Abdel Kader donde se encuentra la Escuela de Estudios Coránicos. Si buscais un bello lugar desde cuya terraza se puede disfrutar de las espectaculares vistas de la ciudad y de sus hermosos atardeceres es  Kasba. Una aldea que vale la pena visitar es Trakuna, popular por su producción de esteras de mimbre y sus preciosos paisajes.