Vacaciones en Isla de Sal

Es una isla  de origen volcánico perteneciente a Cabo Verde dedicada casi en exclusiva al turismo. Un paraíso exótico y no masificado en el océano Atlántico. Un lugar ideal tanto para los amantes de los deportes acuáticos, del senderismo y del trekking, como para aquellos que buscan tranquilidad y disfrutar de impresionantes playas.

Su clima es cálido y seco tropical, lo que permite disfrutar de sus playas durante todo el año. Los meses más ventosos son de noviembre a mayo.

Su capital es Espargos, donde se localiza el Aeropuerto Internacional Amílcar Cabral, así como la mayoría de sus complejos hoteleros y las mejores de sus playas. Su único puerto está en Palmeira, una pequeña localidad de pescadores pintoresca y con mucho encanto. En ella están su planta de desalinización y los viveros de langostas.

Isla de Sal en vídeo

First slide

Qué hacer en Isla de Sal

En Pedra de Lume se encuentran sus famosas salinas,uno de sus principales atractivos turísticos, a las que el lugar debe su nombre. Situada en el cráter de un antiguo volcán en el que se han creado unas bellas piscinas naturales y donde podrá darse un baño de barro. Buracona, conocida como Olho Azul, también alberga una popular piscina natural. Las excursiones a la Sal pasan siempre por Buracona. Un lugar perfecto para los aficionados al submarinismo.

Playa de Santa María es donde se concentra la vida nocturna. Todos los bares, discotecas y clubs se encuentran allí. También posee la mejor playa de la isla, 8 km de arena fina y aguas cristalinas de intenso color turquesa. Alberga junto a Espargos la mayoría de alojamientos turísticos, desde hoteles de todo incluido hasta coquetas pensiones familiares y albergues.

En cuanto a su gastronomía, en Isla de Sal podrá disfrutar de sabrosos platos marineros elaborados con productos autóctonos. Destaca en su cocina una clara influencia portuguesa. Algunos de sus platos más populares son el caldo de peixe, la catchupa y el pastel com diablo dentro. Disfrute también de sus sabrosas frutas tropicales como la papaya, el mango, las tambarindas  y el membrillo.