Vacaciones en Cuenca

Una ciudad de Ecuador, cuyo nombre oficial es Santa Ana de los Cuatro Ríos de Cuenca. Lugar de una gran riqueza cultural, arquitectónica y donde nacieron muchos ilustres personajes ecuatorianos.

Su clima es primaveral durante todo el año, con una temperatura media de 15 grados. Son habituales las variaciones de temperatura en el transcurso del día. Los cuatro ríos de atraviesan la ciudad son el Yanuncay, el Tomebamba, el Tarqui y el Machágara.

El centro histórico es de gran atractivo para los visitantes por sus edificaciones de arquitectura colonial y republicana de influencia francesa y español

Cuenca en vídeo

First slide

Qué hacer en Cuenca

Existen muchas iglesias y templos religiosos pero los más antiguos de la ciudad son los pertenecientes a los Monasterios de las Conceptas y la Asunción. Algunos de sus museos más importantes son el Museo de Tierra y Artes del Fuego, el Museo de Paja Toquilla, el Museo Municipal de Arte Moderno y  el Museo de la Antigua Catedral.

Las Aguas termales de la Parroquia de Baños son otro de sus grandes atractivos turísticos. Muchos visitantes acuden a diario por las múltiples propiedades medicinales de sus aguas o simplemente para pasar un día de relax disfrutando además de la belleza del lugar. El lugar cuenta con piscinas, baños turcos, saunas, restaurante y canchas deportivas. En Plaza Sangurima encontrará muchos puestos donde comerciantes y artesanos venden sus productos. Se venden objetos de cerámica, hierro forjado, paja toquilla y madera principalmente. En la Plaza Mayor, lugar de mucho ambiente a cualquier hora del día. Un bonito lugar en el que se conviven las dos catedrales, la nueva y la vieja, una a cada lado de la plaza. Para deleitarse con unas vistas panorámicas de la ciudad suba al Mirador Turi, al que se puede acceder en autobús o en taxi.

Cuenca tiene una cocina tradicional que le caracteriza por sus aromas, sabores y sazones. Algunos de sus platos típicos son el cancho muerto con mote y llapingachos, el mote pillo, las tortillas con morocho y el caldo de patas.