Vacaciones en Jerusalén

Un viaje a Jerusalén es también un viaje especial a través del tiempo. Se trata de un lugar considerado el centro espiritual de los judíos, musulmanes y cristianos. Pocos lugares en el mundo cuentan con su importancia tanto histórica como religiosa.

La mejor forma de llegar a Jerusalén es en avión. Existen vuelos directos desde Madrid y Barcelona con destino al aeropuerto Ben Gurion de Tel Aviv y el vuelo dura alrededor de cuatro horas. En teoría Jerusalén cuenta con un aeropuerto propio llamado “Atarot”, pero desde 2002 permanece cerrado. El viaje desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad de Jerusalén dura alrededor de una hora. Los españoles no necesitamos visado previo.

En Israel la seguridad es especialmente estricta y también lo es en el aeropuerto. A la llegada al país tendrás una breve entrevista. Cuando abandones el país recuerda también ir con mucho tiempo al aeropuerto para pasar todos los controles. 

Jerusalén en vídeo

First slide

Qué hacer en Jerusalén

Si viajas a Jerusalén te recomendamos hacerlo en primavera u otoño, ya que en verano hace mucho calor y los inviernos son realmente fríos, incluso con alguna que otra nevada.

Durante tu viaje no olvides visitar el Muro de las lamentaciones, un lugar sagrado para los judíos al que llegan todos los años millones de personas para rezar en esta pared antigua. Otro de los lugares que no debes perderte es la Cúpula de la roca, un lugar de culto para el Islam y una obra arquitectónica espectacular. Por otro lado, la iglesia del Santo Sepulcro es un lugar de peregrinación para cristianos y una visita imprescindible: se cree que está ubicada en la posición de la crucifixión, entierro y resurrección de Cristo.

Si te queda tiempo, puedes recorrer alguno de los bazares de la ciudad o uno de sus museos. Os recomendamos El Museo de Israel y el Museo del Holocausto.