Vacaciones en Manila

Filipinas es el país más diferente del Sudeste Asiático, ya que fue colonia española durante varios siglos. La huella de la cultura latina está muy presente tanto en la lengua, las costumbres y su arquitectura. Los filipinos son conocidos como los “latinos” de Asia porque en general son muy familiares y alegres.

La capital, Manila, se encuentra en la isla de Luzón y cuenta con una población de alrededor de dos millones de habitantes. La reputación de Manila es un tanto ambigua, ya que se ha ganado la merecida fama de ser una ciudad muy caótica. Los atascos aquí son el pan de cada día, aunque, todo hay que decir, la ciudad se está desarrollando rápidamente.

Manila es el principal punto de entrada al país y punto de partida también para viajar a muchas de sus islas. Os recomendamos dedicarle al menos un par de días, ya que cuenta con muchos puntos de interés.

Manila en vídeo

First slide

Qué hacer en Manila

Una de las visitas obligatorias si viajas a Manila es Intramuros, el barrio más antiguo de la ciudad. Se trata de una zona amurallada que ha sido restaurada. En el siglo XVI, se convirtió en la capital y centro administrativo del gobierno colonial español. Este lugar todavía guarda el sabor de aquella época, aunque las sucesivas guerras posteriores han destruido algunas zonas.

En Manila podremos disfrutar también de atardeceres de película paseando por su paseo marítimo, conocido como Roxas Boulevard o Manila Bay. A lo largo del recorrido, veremos numerosos carritos de helado. Los vendedores tratan de llamar la atención de sus posibles clientes con una música muy característica y pegadiza.

No dejéis de visitar también la zona de Makaty, el área financiera donde se encuentran  grandes edificios y muchos de los centros comerciales. Los filipinos hacen mucha vida en el interior de estos malls para evitar las fuertes temperaturas.