Vacaciones en las costas españolas y portuguesas

España cuenta con más de 7.900 kilómetros de costa repartidos entre el litoral peninsular, las islas Baleares y Canarias, y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Este vasto territorio se traduce en tres mil playas bañadas por tres mares (Mediterráneo, Cantábrico y Alborán) y un océano (Atlántico). Cada una de ellas está dotada por características geográficas y culturales que le convierten en un destino único.

Las costas más populares de la península ibérica se encuentran en Cataluña y Andalucía, sin olvidar a nuestro vecino Portugal. La mayoría de ellas, además de playas ideales, cuenta con pueblos pesqueros perfectos para viajar en familia.

las costas españolas y portuguesas en vídeo

First slide

Turismo en las costas españolas y portuguesas

Las costas más populares de Cataluña son la Costa Brava y la Costa Dorada. La Costa Brava está ubicada en el norte y corresponde a la provincia de Girona, donde se encuentran pequeñas calas y localidades emblemáticas como Cadaqués o Portnou. La Costa Dorada, en Tarragona, famosa por sus playas de arena fina de poca profundidad. Al sur de la península, en la Comunidad Valenciana, se ubica la Costa Blanca donde destaca la playa de Benidorm, un destino turístico de referencia que cuenta con una amplia gama de alojamientos y servicios para disfrutar los 365 días del año.

En Andalucía se encuentra la Costa de la Luz con numerosos paisajes de dunas y núcleos costeros tan populares como Punta Umbría, Mazagón y Matalascañas. La Costa Tropical también posee numerosos atractivos para unas vacaciones perfectas en familia y amigos. Sus centros turísticos, como Almuñécar, Salobreña, ofrecen numerosas actividades acuáticas como la vela, el surf y windsurf.

En Portugal las dos costas más conocidas son la de Algarve y Alentejo. Sus playas son mucho más pacíficas que las españolas y cuentan con arena virgen y salvaje. En Algarve destaca Tavira y la Costa de Oro donde se puede disfrutar de un día de playa o actividades más animadas como el buceo. Alentejo, por otro lado, cuenta con largas playas y pequeños pueblos de ambiente pesquero donde podremos disfrutar de su gastronomía.